Pioneros de Siempre

"Vine por seis meses y me quede"Vino de la localidad de Esquel en la provincia del Chubut, trabajando los últimos cinco años en una empresa de esa zona y un año en Y.P.F., para posteriormente viajar por estos lugares, mas precisamente de paseo o turismo a la localidad de Puerto Natales.

b_200px_184px_16777215_00_images_Articulos_relatos_tamayo.jpgRelata este vecino, que pensaba trabajar seis o siete meses para juntar un poco de dinero, pero que todavía se encuentra por aquí. Que comenzó a trabajar en el año 1959 en Yacimientos, que después entro a trabajar en la mina, para posteriormente desempeñarse en vigilancia, lugar que no estuvo mucho tiempo, estuvo un año mas o menos, pero al no gustarle, pidió el pase nuevamente para mina, después en Mina 4, tiempo que recuerda que estaban haciendo el camino nuevo, donde se desempeño como contratista.

Entre las anécdotas que Don Paulino jocosamente recuerda, dice lo siguiente: que habían pocas mujeres en esa época y muchos hombres, y que ver una mujer era una delicia, pero que periódicamente iban a pasear a Puerto Natales, recordando de 28 de Noviembre que habían pocas casas, que había solamente una escuela la N° 32.

Este vecino nos expresaba con energía, como dejando constancia fielmente, de que antes la vida era mas dura, que había que esperar el tren, todo mojado, que la nieve y la escarcha se quedaban por mucho tiempo, como así, que las comodidades no eran buenas que digamos, que había que arreglarse como se pueda.

Entre los comercios que recuerda, nombre a Laferte y también Gallardo, y nos dice que había dos boliches, y recuerda que uno de ellos estaba donde actualmente vive la vecina Cárdenas.

De las diversiones nos cuenta, que se juntaba una acordeón, una guitarra y se armaba la milonga hasta las cuatro o cinco de las mañanas, y al comparar los bailes actuales con los de antes, dice sonrientemente que ahora los bailes son puro salto.

Vino por seis meses y todavía esta aquí, a trabajado en diversos oficios, paso las épocas duras en todo sentido, todo costaba mas, pero hoy Don Paulino nos relata estas vivencias con una sonrisa especial. Por todo lo que dio Paulino Tamayo, le decimos a usted, gracias, mil gracias por lo que hizo.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar




Flag Counter