Pioneros de Siempre

Lo llamaban “Tonel”, vaya a saber a quien se le ocurrió y porqué con ese nombre se lo bautizó, pero  el perro minero pasó a ser una leyenda  desde el mismo día en que nació, en Río Turbio y más allá también.

No existen datos precisos de como logra introducirse en la vida de esta comunidad minera del carbón. Lo cierto es que un día arriba a Río Turbio, quizás desde Río Gallegos, en un vagón carbonero del histórico ferrocarril industrial de trocha angosta, y aquí se queda para siempre para luego de su muerte pasar a la leyenda y al bronce.

Era un perro de raza indefinida como el color de su pelambre, de talla media, y compartió  los avatares del yacimiento de carbón más grande del país y el de los mineros.

Llegó a distinguirse  de sus congéneres por acompañar diariamente y hasta el día de su muerte a los trabajadores del Yacimiento y especialmente a los mineros. Por eso no extrañaba a nadie verlo en las paradas junto a ellos en la espera del colectivo del turno que los llevaría hasta la mina y luego introducirse en ella hasta el mismo frente  de explotación donde en la lucha diaria se arranca el mineral a las entrañas de la tierra. Recién al finalizar la jornada de labor, salía al exterior junto a los trabajadores, a la luz del día.

Así cotidianamente, “Tonel”, aparecía en los lugares más imprevistos de Río Turbio o de la vecina localidad de 28 De Noviembre o de más allá. Algunos dicen que alguna vez se lo vio en la plaza central de la vecina localidad  chilena de Puerto Natales.  Sus amigos eran los mineros y no hacía distingo de nacionalidad.

A veces buscaba refugio en alguna casa de familia donde se lo recibía con simpatía pero su permanencia no duraba mucho, parecía que añoraba otros escenarios y nuevamente se lanzaba a las correrías por los distintos sectores  del Yacimiento. Le gustaba la libertad.
Sin tener dueño, era el perro de todos.

Cuando se desató el conflicto minero de Río Turbio por reclamos salariales y otros; conflicto laboral que fue acompañado por todo el pueblo, trascendiendo los límites del país cuando los trabajadores decidieron bajar al socavón de la mina para que sus voces de reclamo  tuvieran mayor resonancia y se escucharan en las jornadas de la “Unión 24”. En esos días en que  el conflicto tomó niveles insospechados, llegando a ser titulares de diarios y radios de  Argentina y hasta de Europa y otros países, nuestro personaje perruno también acompañó durante el tiempo que duró, solidariamente, a sus amigos los mineros en el interior de la mina.

El perro minero “Tonel”,  ya viejo y sin la agilidad y los reflejos que siempre lo caracterizaron, un día, fue atrapado por una de las b_200px_185px_16777215_00_images_Articulos_pequenas_historias_Perro_tonel.jpgvagonetas que transportaban carbón y a consecuencia de las heridas recibidas murió, pese a los cuidados y  atenciones que se le prodigó. Fue enterrado en las cercanías del “Palomar de Mina 3”,  en el mismo corazón de la zona industrial de la Cuenca del Río Turbio. Ese día, aunque no se crea , el Yacimiento Río Turbio estuvo de luto y  a algún rudo minero se le escapó  más de una lágrima. En ese preciso momento empezó la leyenda.

Por iniciativa de una comisión de vecinos, se decidió realizar una campaña popular para forjar una estatua en bronce que recordara al perro minero.

Es así que, grandes, niños y empresas, todos acercaron sus posibilidades y afectos en la colecta que tuvo el éxito esperado.

Rápidamente, se encargó la obra a un escultor de Rosario, y el leal amigo de los mineros pasó del recuerdo al bronce para que su imagen y lo que representa tenga la presencia  y la permanencia necesaria y los siga acompañando desde allí.

La estatua puede ser admirada por quienes visiten el  Museo Minero de Mina Tres y también escuchada la historia. Allí está.

Es que el fiel “Tonel”,  el perro minero, según el decir, “despertó un sentimiento colectivo muy fuerte que contribuyó a la unión y a  rescatar la identidad del pueblo minero de Río Turbio.” *


Comentarios   

#2 carla 23-07-2012 21:08
Que linda historia!!! se me cayo mas de una lagrima.
Citar
#1 Lily 23-07-2012 20:27
Es muy bonita la historia de este animalito. La Sociedad Protectora de Animales de Río Gallegos se llama Tonel justamente en honor a él. Lástima que no todas las comunidades valoran la vida, acá durante el conflicto docente de 2007 nos acompañó una mascota muy dulce, pero su final jóven fue la Cámara de gas de la MALDITA PERRERA.
Citar



Flag Counter